U.S./El Salvador Report 7/18/09

Producer/Host: Kathleen March, University of Maine
El Salvador’s President Mauricio Funes’ comments about the coup in Honduras
Transcript:
This is Kathleen March. Welcome to WERU’s US El Salvador Report. This week we discuss the reaction of the Salvadoran president to the recent coup d’etat in Honduras. The report is produced by the University of Maine in collaboration with Radio Sumpul in El Salvador and US – El Salvador Sister Cities.
ARENA, El Partido Alianza Republicana Nacionalista, que perdió las elecciones presidenciales en marzo de este año, es la principal fuerza de oposición al FMLN. ARENA exigió al actual presidente salvadoreño, Mauricio Funes, a que mantuviera “una posición firme y clara en defensa de la institucionalidad democrática” y pidió que Funes se abstuviera de mostrar un protagonismo que pudiera poner en peligro lo que considera las buenas relaciones con el país vecino de Honduras. Asimismo, ARENA dijo que la OEA (Organización de Estados Americanos) y la ONU (Organización de Naciones Unidas) respetaran lo que llama la “soberanía e institucionalidad” de Honduras.
Después del golpe de estado en Honduras, el pasado 28 de junio, casi todos los gobiernos latinoamericanos optaron por condenar la acción de Roberto Micheletti y sus seguidores. Los gobiernos han estado de acuerdo en exigir la restitución del depuesto presidente Manuel Zelaya, y han declarado que no reconocen a las nuevas autoridades encabezadas por Micheletti.
Sin embargo, la posición de ARENA tiene sus contradicciones, ya que por un lado critica el que a Zelaya lo hayan sacado por la fuerza de su país, aunque no califica esta acción de golpe de Estado, pero también rechaza lo que llama “violaciones constitucionales” cometidas por Zelaya. El president salvadoreño Mauricio Funes, sin embargo, puso su país a disposición de Zelaya como lugar de refugio y Zelaya estuvo en El Salvador el 3 de julio. Funes afirmó claramente que “No estamos de acuerdo en la ruptura que ha habido del orden constitucional. Es una ruptura independientemente de cómo se le califique.” También ha dicho que: “El hecho de que haya sectores que consideren que si vuelve Zelaya al ejercicio de su mando como presidente constitucional se refuerza la presencia de Chávez o su influencia en Honduras o en Latinoamérica, no es motivo suficiente como para poder justificar un golpe de Estado”. Esto lo declaró en Panamá, cuando asistió a la toma de posesión del presidente panameño Ricardo Martinelli. Zelaya –que en realidad provenía de un partido de derecha– se convirtió en aliado de Venezuela en la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA).
Funes recordó que durante su campaña él también fue acusado por la derecha salvadoreña de sufrir la influencia del líder venezolano. Su respuesta ha sido: “El presidente Chávez tiene por su parte una política que genera una influencia en la región latinoamericana, como también la tienen el presidente Lula (de Brasil), la presidenta (chilena Michelle) Bachelet o el presidente (estadounidense Barack) Obama”, dijo el mandatario salvadoreño a periodistas. Rechaza lo que hicieron Micheletti y sus seguidores, diciendo que “Un golpe implica una vuelta de varias décadas atrás, cuando los militares de facto separaban a autoridades civiles”. El Salvador, Guatemala y Nicaragua impusieron un bloqueo de 48 horas al comercio con Honduras para presionar por el retorno de Zelaya al poder.
This has been Kathleen March with WERU’s US El Salvador Report. This week we discussed the reaction of the Funes administration to the coup d’etat in Honduras. The report has been produced by the University of Maine in collaboration with Radio Sumpul in El Salvador and US – El Salvador Sister Cities.

Be Sociable, Share!