U.S./El Salvador Sistering Report 3/14/09

Producer/Host: Kathleen March
Topic: Presidential Elections in El Salvador Tomorrow

This is Kathleen March. Welcome to WERU’s US El Salvador Report. This
week we discuss tomorrow’s presidential elections and US groups that
have voiced strong opinions on the matter – one for a free and fair
process and one against the FMLN. This report is produced by Spanish
496 Students at the University of Maine in collaboration with Radio
Sumpul in El Salvador and US – El Salvador Sister Cities.

Las elecciones presidenciales de cualquier país son importantes para
su pueblo, no importa el tamaño del país. Es más: son importantes
para otras naciones a causa de la consabida globalización.
Hay dos partidos principales en El Salvador: ARENA, cuyo
candidato es Rodrigo Ávila y el FMLN, cuyo candidato es Mauricio
Funes. ARENA, para algunos, está asociado con los escuadrones de la
muerte y el asesinato del Padre Romero en 1980. Para otros el FMLN
está relacionado con el comunismo o por lo menos con la izquierda. El
gobierno de Estados Unidos no ha tenido inconveniente en relacionarse
con ARENA, que lleva 20 años en el poder. Ha habido dos facciones:
una acusa al FMLN de asociarse con Venezuela y con las FARC. Desde
ambos países se acusa a esta facción de promocionar unas elecciones
sucias. Un anuncio de la tele afirma tajantemente que Funes es un
“peligro”. Lo que no dice es que Funes no promociona los intereses
de las multinacionales. Son sectores conservadores, con presencia en
el parlamento estadounidense, que afirman que El Salvador perdería la
amistad con su vecino del norte. Quieren que Hillary Clinton “pida
al FMLN que se abstenga de tomar acciones que vayan en contra de la
seguridad y los intereses de Estados Unidos”, que vigile las
elecciones para “detectar posibles amenazas a nuestra seguridad” y
que le pida al FMLN “que deje de usar en sus materiales de campaña
imágenes del presidente […] Obama que puedan dar la falsa imagen de
que está apoyando a ese partido”.
En cambio, 200 académicos de Estados Unidos firmaron una
carta a Clinton pidiendo que no se actuara en contra del código
electoral salvadoreño, ya que personas asociadas con la actual
administración, como Dan Restrepo, se han pronunciado o insinuado en
contra del FMLN. Dicen los académicos: “Estamos en contra de la
injerencia extranjera en los procesos electorales y en los asuntos
internos de otros países. […] el Gobierno de los Estados Unidos ha
intervenido descaradamente en las elecciones anteriores … y … una
vez más, parece estar realizando tal intervención. Entre [los] incidentes que llaman la atención están las declaraciones del
Embajador de los EE.UU. en El Salvador, Charles Glazer, en Mayo de
2008 sobre las supuestas conexiones infundadas entre … el Frente
Farabundo Martí de Liberación Nacional … y las FARC, organización
guerrillera de Colombia. … Glazer afirmó que “cualquier grupo que
colabora o expresa la amistad con las Farc no es amigo de los Estados
Unidos”. … En Febrero de 2008, el Director de Inteligencia de los
EE.UU, J. Michael McConnell, hiciera público un informe en el que, sin
prueba alguna, denunció que el FMLN recibiría “financiación
generosa” del presidente venezolano Hugo Chávez para su campaña. En
Octubre, … Glazer hizo pública referencia al informe”.
Uno de los resultados es que los salvadoreños temen la pérdida de las
remesas de sus emigrados – o cosas peores. El simple silencio del
gobierno estadounidense puede aumentar ese temor, favoreciendo la
candidatura de ARENA. Es hora, dicen muchos, de que se tenga en
cuenta la soberanía de cada país. Dicen: “Se trata de una amenaza
velada contra el pueblo salvadoreño que, en caso de que elija a un
gobierno no del agrado de los Estados Unidos, se enfrentará a su ira y
posibles represalias. Consideramos que esta injerencia viola las
normas internacionales y pedimos al gobierno estadounidense que
desista de inmediato de todas esas injerencias”.
Argumentan los académicos, que por su postura han recibido duras
críticas desde ambos países, que: “Esperamos que, con su renovado
compromiso para mejorar las relaciones diplomáticas con América
Latina y su mensaje de cambio político, esta nueva administración no
admitirá ninguna intervención en las elecciones salvadoreñas ni que
tolerará violaciones de los derechos humanos ni fraude electoral.”
O sea: Nada más ni nada menos que el derecho que se considera lógico
y merecido en Estados Unidos para sus elecciones…
This has been Kathleen March with this week’s report on Sunday’s
presidential elections in El Salvador and US groups that have voiced
strong opinions on the matter. This report is produced by Spanish
Students at the University of Maine in collaboration with Radio Sumpul
in El Salvador and US – El Salvador Sister Cities.