Home - WERU FM 89.9 Community Radio, Blue Hill, Maine

WERU 89.9 FM Blue Hill, Maine Local News and Public Affairs Archives

Audio archives of spoken word broadcasts from Community Radio WERU 89.9 FM Blue Hill (weru.org)

Donate to WERU Donate Now

Archives

E-mail Notifications

Get an e-mail when we update our archives (several times a week)
Enter your Email
Powered by FeedBlitz
  • U.S./El Salvador Report 5/3/14

    Producer/Host: Kathleen March

    Transcript:

    This is Kathleen March with WERU’s US-El Salvador Report. This week’s topic is the newest request from the church for violence control. The report has been prepared in collaboration with Radio Sumpul and US-El Salvador Sister Cities.
    Líderes de nueve iglesias salvadoreñas, dirigidos por el obispo castrense Fabio Colindres, propusieron al presidente electo Salvador Sánchez Cerén reanudar “una estrategia de pacificación basada en el establecimiento de un mecanismo formal de diálogo con las pandillas”, para detener el aumento de violencia.
    El antecedente del diálogo es la tregua alcanzada en marzo de 2012. El obispo Colindres fue mediador entre la Mara Salvatrucha (MS13) y la pandilla Barrio 18, que pactaron dejar de matarse entre sí y de asesinar a terceros. Había de aquella entre 14 y 15 asesinatos diarios. Después del pacto los asesinatos se redujeron a 5 y 6 diarios; han subido de nuevo a 8 y 9 diarios.
    Los religiosos salvadoreños, con el obispo luterano Medardo Gómez y el anglicano Martín Barahona y otros, han formado la Iniciativa Pastoral por la Vida y por la Paz, que subraya la incapacidad de la sociedad salvadoreña para resolver el problema de la violencia. “Por tal razón con humildad abrimos nuestras puertas y tendemos nuestras manos para generar este vital acercamiento, esta iniciativa pacificadora”, es la proclama religiosa.
    Sánchez Cerén, excomandante guerrillero, asumirá la presidencia el 1 de junio; una de las promesas más importantes de su campaña fue que lucharía contra la criminalidad con la ley, con inteligencia y con programas de prevención. Por eso los nueve líderes religiosos proponen al nuevo gobierno que se cree una nueva estrategia de pacificación de varias fases: un diálogo entre la sociedad civil y las pandillas; otro diálogo de las pandillas entre sí y un diálogo entre la sociedad civil y el gobierno.
    Según los firmantes de la propuesta no se pide que el gobierno negocie con las pandillas, aunque el gobierno debe “asumir responsablemente la solución integral del problema de la violencia, atendiendo las causas estructurales que la generan”. Así afirma el obispo Colindres, insistiendo que el gobierno, junto con la sociedad civil, diseñe programas de prevención, reinserción y de rehabilitación de los grupos delictivos.
    Mientras se publican este tipo de iniciativas, como la que también presentó el 17 de abril el ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Perdomo, cuando pidió que los líderes pandilleros dejasen de matar y de extorsionar y se incorporasen a un diálogo pacificador con la sociedad civil, la realidad diaria se ha vuelto dramática: en un día hubo dos ataques armados y calculados de las maras: uno fue contra un taxi que transportaba a pandilleros recién liberados de una bartolina policial; a plena luz del día en San Salvador, murieron tres pandilleros y el taxista, con otro herido. Otro ataque de pandilleros contra agentes policiales ocurrió en Zacatecoluca, zona central de El Salvador, por la mañana. Los mareros usaron subametralladoras UZI e hieron a dos policías que iban en un vehículo.
    Este año ya ha habido 62 ataques en contra de agentes policiales – a patrullas, contra puestos de la Policía Nacional Civil (PNC), a agentes de vacaciones o de licencia. Cuatro agentes han muerto y ha habido una decena de heridos.
    Sectores conservadores y expertos como Rodrigo Ávila, exdirector de la PNC, y Carlos Ponce, criminalista y periodista, han observado el peligro por el desarrollo de las pandillas desde la tregua de 2012. Ávila dijo que El Salvador podría convertirse en “un Estado fallido” si se sigue permitiendo a las pandillas criminales una mayor beligerancia o si se les sigue dando oportunidades de diálogos o treguas.
    El criminalista Ponce dijo que los recientes ataques contra la Policía Nacional Civil muestran los niveles de organización y armamento de las pandillas. También denunció los lazos entre agentes de la policía con las pandillas y los “diálogos oscuros” entre éstas y los partidos políticos. Durante la campaña electoral las pandillas declaraban por quiénes había que votar y por quiénes no.
    This has been Kathleen March with WERU’s US-El Salvador Report. This week’s topic was the newest request from the church for violence control. The report was prepared in collaboration with Radio Sumpul and US-El Salvador Sister Cities.

    Be Sociable, Share!
    Published on May 3, 2014 · Filed under: U.S./El Salvador Report;
    No Comments

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.