U.S./El Salvador Report 1/11/14

Producer/Host: Kathleen March

Transcript:

This is Kathleen March with WERU’s US-El Salvador Report. This week’s topic is President Funes’ accusation of former president Flores of six types of corruption. The report has been prepared in collaboration with Radio Sumpul and US-El Salvador Sister Cities.
El presidente Mauricio Funes ha acusado al expresidente Francisco Flores, de ARENA, de cometer seis delitos, cuando aceptó y no ingresó al tesoro público ni permitió el control de sus funcionarios, enormes cantidades de dinero de los exmandatarios de Taiwán, Lee Teng-hui y Chen Shui Bian durante su presidencia, de 1999 a 2004. Los delitos que se le atribuyen son: cohecho, negociaciones ilícitas, lavado de dinero, recibir dádivas, posible enriquecimiento ilícito y perjurio a partir de las confesiones que hizo a la Asamblea Legislativa hace unos días en la comisión que lo investiga por el Informe de Operaciones Sospechosas publicado por los Estados Unidos. Se ha investigado el destino de $10 millones que podrían formar parte de las cantidades que los líderes asiáticos entregaron a Flores.
En la Asamblea, Flores explicó que la “relación privilegiada” que tenía con Bian se justificaba ya que su gobierno (el de Flores) siempre apoyó las “aspiraciones de independencia” de Taiwán ante China. Esta actitud ante la comunidad internacional le ayudaba a tener acceso directo a una cuenta corriente. Funes opina que esto, según el Código Penal, es cohecho impropio o, en términos más conocidos, como recibimiento de dádivas. “Tan delito es que ninguno de los funcionarios dijo conocer esa manera de haber recibido donaciones, lo dijo su secretario privado (Aldo Parducci). El mío (Gerardo Cáceres) conoce los actos procedimentales del día a día”.
El asesor de campaña de Norman Quijano le reveló a la Asamblea que se reunía en privado – después de un acto oficial – con Bian para explicar “las necesidades” de El Salvador. Entre ellas estaban: ayuda para los terremotos, lucha contra las pandillas, narcotráfico y los secuestros, muy frecuentes en 2001. Funes señaló que estas son negociaciones ilícitas ya que no siguieron los protocolos establecidos entre ambos países ni acataron los convenios que avalaron donaciones como la que recibió el Ministerio de Relaciones Exteriores para los afectados por el alud de tierra de la colonia Las Colinas, en Santa Tecla (La Libertad). Dijo Funes: “Él (Flores) afirma que nunca gestionó para una cuenta pública, entonces para qué los gestionaba si era funcionario público”.
Ese dinero, según Flores, no entraba al tesoro público sino que él mismo lo repartía en “saquitos” a los alcaldes o para pagar a informantes que participaban en secuestros. Según Funes estos son actos arbitrarios porque no se sabe cómo, cuándo, dónde ni quién recibió los donativos. También Funes quiere que se aclare en qué banco cambió los cheques, dónde está el registro de la transacción y quién supervisó la entrega de los fondos. Y añadió: “Un funcionario no puede hacer eso”.
Taiwán sigue enviando cheques a nombre de funcionarios en la administración de Funes; el dinero pasa por el Ministerio de Hacienda y luego es solicitado de forma controlada. “Esto es lo que se conoce como la democracia del dólar (…) ¿Cómo un presidente se reúne a escondidas sin su canciller o su secretario privado, por qué eran nada más los dos presidentes, qué destino negociaban de los recursos? ¿No era su obligación meter el dinero al tesoro público? El dinero lo podía meter y después pedirlo al secretario privado cuando estaba partida secreta, nada de eso ha sido auditado, ¿dónde están las instituciones de transparencia, por qué no se han rasgado las vestiduras?” preguntó Funes en una entrevista.
El presidente Funes pidió a la Fiscalía General que abriese un expediente por los delitos. También dijo que la embajadora salvadoreña en Taiwán, Marta Chang, regresará al país para insistir en la solicitud de información sobre las donaciones taiwanesas en los años que gobernó Flores. Funes explicó que el Informe de Operaciones Sospechosas que le fue filtrado, había entrado a la Fiscalía en septiembre de 2013; también llegó cuando fue fiscal general Belisario Artiga pero no hubo investigación.
Que “Quijano vaya a gobernar igual” le preocupa a Funes porque, si llega al poder, Quijano se valerá de los mismos métodos que sus antecesores de hacer “contratos espurios”. El Estado terminó pagando sumas enormes a empresas por indemnizaciones y laudos arbitrales; así los casos de Duke Energy y la italiana Enel. “Eso es lo que me preocupa, que se institucionalice esa forma de ejercer el poder público” dice Funes. Y añade: “ARENA tiene que limpiar esa cloaca, tiene que limpiarse; no le recomendaría que siguiera manteniendo a Flores como asesor si le está afectando… Sugiere Funes: “Que se limpie ARENA, que se limpie de la escoria”.
This has been Kathleen March with WERU’s US-El Salvador Report. This week we discussed President Funes’ accusation of former president Flores of six types of corruption. The report was prepared in collaboration with Radio Sumpul and US-El Salvador Sister Cities.

Be Sociable, Share!