US/El Salvador Report 7/7/12

Producer/Host: Kathleen March
Transcript:

This is Kathleen March with WERU’s US-El Salvador Report. Today’s topic is the idea that the FMLN no longer represents the political left. It is in two parts, one this week and the second next week. The report has been prepared by the University of Maine in collaboration with Radio Sumpul and US-El Salvador Sister Cities.
En una entrevista con David Ernesto Pérez, publicada en ContraPunto, Fidel Nieto afirma que El FMLN ya no es referente de izquierdas. Nieto, sociólogo y rector de la Universidad Luterana, fue miembro del Partido Comunista Salvadoreño y participó en la lucha armada. Dejó la organización guerrillera después de la fragmentación del entonces nuevo partido. Surgió la Tendencia Revolucionaria a la que pertenece ahora.
El FMLN califica a la Tendencia Revolucionaria de pequeño grupo radical y “mesiánico”, sin fuerza para transformar la sociedad, pero Nieto alega que los del FMLN se han convertido en “empresarios”. El ex combatiente llegó a la rectoría en 2006; espera participar en las elecciones del 2014, no para “ganar votos del FMLN, sino para atraer a los desencantados”.
Según Nieto, en el pasado ser de izquierda significaba estar en contra del gobierno, proclamarse marxista leninista, estar a favor del socialismo y del comunismo, definirse a favor de Cuba, de la lucha de liberación de varios países, a favor del socialismo, estar en contra del imperialismo estadounidense y de los otros imperialismos, estar a favor de la paz mundial… Hoy, sería mejor hablar de las izquierdas. El resto de los partidos políticos parecen más de derecha que el FMLN, pero uno duda que el FMLN sea un partido de izquierda, si observa las posturas que ha promovido. Si la izquierda siempre estuvo a favor de las mayorías, el FMLN tiene un programa neoliberal, igual que la política económica de los gobiernos de ARENA. El neoliberalismo es antipopular. Y sí el FMLN ha repartido cuadernos, zapatos, paquetes escolares – pero son ideas del Banco Mundial, “programas de compensación social”, para “socorrer a las víctimas que nosotros mismos creamos con nuestras políticas”.
El FMLN fue siempre crítico de que los partidos repartieran cargos; hoy lo hace aliado de los partidos más reaccionarios como el CN, PES. En este aspecto el FMLN está más a la derecha que ARENA. Ser de izquierda ahora es rechazar el neoliberalismo, es pensar más allá de la democracia representativa. En El Salvador las clases tradicionalmente más fuertes no han conseguido crear un país exitoso desde la perspectiva capitalista. Costa Rica, en comparación, es un éxito en Centroamérica, con un buen sistema educativo, ciencia y tecnología, leyes que se respetan, menos impunidad. También Panamá ha avanzado en el terreno económico. Sin embargo para El Salvador las cosas podrán seguir empeorando: hay cada vez más deuda y el medio ambiente se sigue deteriorando.
La izquierda está en el núcleo de los movimientos sociales, se opone a la minería metálica, defiende el medio ambiente y los sindicatos, tiene intelectuales con un proyecto de futuro.
El capitalismo tuvo éxito, pero el pueblo ahora ha estado construyendo una nueva subjetividad; hay universitarios que discuten los problemas del país. En todas partes hay ideas que podrán juntarse. Esto ayuda a acabar con la idea de muchos de los que siguen creyendo que el FMLN es un partido de izquierda. El aprendizaje ha sido doloroso; puede aparecer un movimiento que tenga la capacidad de construir un proyecto de país.
Nieto ofrece el ejemplo de Chile, donde después de la dictadura de Pinochet aparecieron varios gobiernos, el último de Bachelet, que se presentó como gobierno de izquierda aunque tenía una política de derecha. Estuvo el pueblo chileno desmovilizado pero llegó un gobierno claramente derechista y ahora hay un movimiento social y de juventudes muy grande.
Cuando terminó la guerra se construyeron mitos, por ejemplo, el que el pueblo, por el FMLN, llegaba al poder. Se pensaba que había que defender la paz como fuera y esa idea favoreció el neoliberalismo de los cuatro presidentes de ARENA porque no se debía protestar.
Nieto dice que firmó el acta de constitución del FMLN como partido socialista y revolucionario. Sin embargo, el FMLN de ahora no tiene mucho que ver con el FMLN de antes, que fue una alianza política de cinco organizaciones, sin un proyecto sólido. Pronto desapareció el deseo de transformación. Se buscaba que nadie hiciera de la política una carrera, sino de la política un modo de lucha, pero eso no pasó. Se hablaba de que no debía haber más de una elección para que no se viviera de los cargos públicos, pero ahora se puede ser alcalde o diputado varias veces. Según Nieto en su entrevista, es como decía Marx: si vives como rico terminas pensando como rico y el FMLN va pareciéndose cada vez más a una empresa electoral, al servicio del desarrollo del poder económico.
Cuando uno se desvía del camino no hay retorno, en la opinión de Fidel Nieto: la guerra salvadoreña fue un proceso revolucionario pero que no terminó en revolución, en el cambio radical de la sociedad. Los revolucionarios se convirtieron en empresarios.
This has been Kathleen March with WERU’s US-El Salvador Report. Today’s topic was the idea that the FMLN no longer represents the political left. This was the first of two parts. The report was prepared by the University of Maine in collaboration with Radio Sumpul and US-El Salvador Sister Cities.

Be Sociable, Share!