U.S./El Salvador Report 7/9/11

Producer/Host: Kathleen March, University of Maine

Transcript:

This is Kathleen March with WERU’s US-El Salvador Report. This week we again discuss the violence occurring in relation to mining projects. The report has been prepared by the University of Maine in collaboration with Radio Sumpul in El Salvador and US-El Salvador Sister Cities.
El asesinato de otro defensor del medio ambiente muestra la debilidad de los activistas en un país que desde 1994 es el segundo más deforestado después de Haití, según el Banco Mundial. El cuerpo de Juan Francisco Durán fue encontrado en un escampado con dos tiros en la cabeza. Pensando que era pandillero, la policía lo enterró en una fosa común, y fue encontrado por su padre.
Según el estudio “Impactos de la minería aurífera en El Salvador”, de Cáritas y la Unidad Ecológica Salvadoreña, todavía hay concentraciones altas de cianuro, arsénico y plomo en proyectos de los años 70. El uso de agua para obtener un sólido mediante un disolvente, requeriría unos 900.000 litros por día en cada mina.
La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) dice que la densidad poblacional del país casi ha eliminado la vegetación natural. Se calcula que sólo queda de bosque original un 2% en 20.742 km². Según el Banco Mundial para el 2030 El Salvador tendrá un déficit de agua; la viceministra de Medio Ambiente afirma que está cerca de quedarse sin fuentes acuíferas.
En 2002 una empresa canadiense-estadounidense empezó la exploración minera en Cabañas. Hubo oposición de organizaciones ambientalistas, de derechos humanos y de la Iglesia Católica salvadoreña. La Asociación Amigos de San Isidro Cabañas, presidida por Marcelo Rivera, fue uno de los principales opositores. En junio de 2009, Rivera fue secuestrado y torturado. La superintendente de Protección de Medio Ambiente de Pacific Rim en El Salvador atribuyó la violencia a conflictos particulares. Aseguró que la empresa aplicaría controles y que las aguas residuales recibirían tratamientos descontaminantes antes de ser devueltas al río.
Se intentó secuestrar al sacerdote Luis Quintanilla. Fueron asesinados los activistas Rivera Gómez y Sorto Rodríguez. Francisco Pineda, fundador del Comité Ambiental de Cabañas, tiene dos escoltas policiales por amenazas de muerte. La Mesa contra la Minería Metálica participa en una campaña para una ley que prohíba la minería metálica en El Salvador. El subdirector de investigaciones de la Policía Nacional Civil, Howard Cotto, niega que las muertes estén relacionadas con el activismo ecológico. Cinco homicidios entre 2008 y 2011 fueron obra de pandilleros, por venganzas familiares, según la Policía Nacional Civil y la Fiscalía General de la República. La Mesa Nacional Frente a la Minería ha pedido que se investigue a algunos alcaldes, a la Pacific Rim y a otros grupos que apoyan la minería. “… como Fiscalía, no podemos señalar esa vinculación entre Pacific Rim y las investigaciones realizadas hasta el momento …”, dijo el fiscal general Romeo Barahona. Cotto y su jefe, el director Carlos Ascencio, piensan igual .
Rodolfo Delgado, jefe de la División Élite contra el Crimen Organizado de la Fiscalía, explicó que todo empezó cuando Ramiro Rivera atacó a una persona de la familia Menjívar: “unos estaban a favor y otros en contra de la minería”. La Radio Victoria ha denunciado los riesgos de la minería metálica. Cotto, sí admite que la empresa ha sido un catalizador de la violencia. Según José Mario Ramírez, ex fiscal y abogado de la Asociación de Desarrollo Económico y Social, las primeras amenazas contra ambientalistas ocurrieron en 2002, cuando Pacific Rim compró las exploraciones de una empresa estadounidense.
Las declaraciones de las familias de los ambientalistas asesinados no fueron incluidas en las investigaciones. Dice Vidalina Morales, de la Asociación de Desarrollo Económico y Social: “Lo más fácil es decir que son pleitos entre familias …, como ha sucedido en Guatemala o en otros países”. Morales explicó que Dora Recinos fue atacada cerca de un puesto policial – algo sospechoso. Dice: “Hemos visto un despilfarro de dinero en fiestas y obras que normalmente no se pueden pagar con nuestros impuestos, y a la vez los hemos visto muy relacionados con Pacific Rim”.
El fiscal Barahona no quiere mencionar a la empresa minera sin tener pruebas firmes, por su demanda contra el país. Mauricio Funes dijo que la postura oficial es que no habrá minería en el país, pero el Ministerio de Economía dice que aun no hay una posición oficial. Economía hace una Evaluación Ambiental Estratégica – paso previo para aprobar la explotación industrial de minerales. La Mesa Nacional Frente a la Minería critica la Evaluación: “… no se está tocando el tema de los terribles daños ambientales”, afirmó Héctor Berríos, del equipo coordinador de la Mesa.
Pacific Rim publicó dos comunicados, uno firmado con su nombre y el otro con el supuesto “sindicato de trabajadores de la industria minera de El Salvador”. El primero niega cualquier conexión con la muerte de Durán Ayala, y dice que ONGs la acusan falsamente.
No se hizo tal acusación, pero los asesinados se oponían a los proyectos de Pacific Rim. Los líderes comunitarios amenazados de muerte rechazan la minería: el obispo Luis Quintanilla, los de Radio Victoria y representantes de organizaciones comunitarias de Cabañas. Los asesinados habían recibido amenazas de muerte.
El segundo comunicado de Pacific Rim pide que el Presidente Funes autorice los proyectos mineros, que generarían empleos e ingresos.?Dice Funes, “Los daños al medioambiente y a la salud serían mucho mayores”. Condena el asesinato de Juan Francisco Durán, investigará a los responsables, y promete proteger más al movimiento ambiental.
This was Kathleen March with WERU’s US-El Salvador Report. This week we again discussed the violence occurring in relation to mining projects. The report was prepared by the University of Maine in collaboration with Radio Sumpul in El Salvador and US-El Salvador Sister Cities.

Be Sociable, Share!