U.S./El Salvador Report 9/12/09

Executive Producer: Kathleen March, University of Maine
Contributing Producer: Jacqueline Just
Transcript: This is Jacqueline Just. Welcome to WERU’s US El Salvador Report. This week we discuss how the global economic crisis has affected El Salvadorans due to a decline in remittances. The report is produced by the University of Maine in collaboration with Radio Sumpul in El Salvador and US – El Salvador Sister Cities.
Según un informe del Sistema Económico Latinoamericano, las remesas recibidas por América Latina caerán un siete por ciento este año. El Salvador, un país que recibe hasta el diecisiete por ciento de su producto domestico bruto dentro de las remesas, ya ha experimentado bajas de ocho por ciento. Casi 20 por ciento de los ciudadanos de El Salvador viven en los Estados Unidos y mandan remesas a sus familias para sostenerse y levantarse de la pobreza; muchos de los cuales son indocumentados que entraron al país de manera ilegal. El año pasado, los trabajadores migrantes – que son el salvavidas de millones de familias en América Latina y el Caribe- enviaron a sus países una cifra record de US$69,200 millones, casi el 1 por ciento más que en 2007. Las remesas empezaron a mostrar el impacto de la recesión sobre las ganancias de los trabajadores a finales de 2008. Aunque es muy pronto para pronosticar cuánto podrían caer las remesas en 2009, es una mala noticia para millones de personas que cuentan en las remesas para poder vivir.
Una proporción significativa de las remesas es usada para necesidades diarias, y mucha gente teme que va a afectar a las redes de seguridad social e invertir el proceso de ayudar a la gente a salir de la pobreza. Si las remesas bajan demasiado, es probable que las familias vayan a gastar menos en la salud y educación, porque la comida, la ropa y la vivienda son prioridades.
La principal causa de la disminución en el envío de remesas es el desempleo en los Estados Unidos. En julio de este ano la tasa de desempleo alcanzó el 12.3 por ciento, cifra que no se veía desde los años 80. La crisis económica ha afectado especialmente a industrias que emplean trabajadores con poca capacitación, particularmente en construcción, manufactura, hotelería y restaurantes. Muchos inmigrantes que normalmente mandan dinero a sus familias en el extranjero no han logrado hacerlo hasta hace poco porque no tienen trabajo, ni pueden pagar las cuentas. Muchos temen que si no pueden encontrar trabajo, van a tener que regresar a sus países de origen.
En El Salvador, los familiares de los inmigrantes también sufren. En el mes de julio las remesas que reciben los salvadoreños cayeron un 10.8 por ciento, lo cual significa que recibieron alrededor de 244 millones de dólares menos que el mismo mes en 2008. Las familias de al menos 2.5 millones de salvadoreños que viven en los Estados Unidos son afectadas. Muchas personas de la tercera edad tienen que empezar a trabajar de nuevo, después de jubilarse, para poder ganarse el pan. Muchos salvadoreños han regresado a El Salvador para vender sus casas y así llevar dinero a Estados Unidos y sobrevivir hasta que pase la crisis. Hasta entonces, estos salvadoreños y muchos más que viven una historia similar, tendrán que sobrevivir sin las remesas o en el mejor de los casos con una parte de ellas.

This is Jacqueline Just. This week for WERU’s US El Salvador Report we discussed how the global economic crisis has affected El Salvadorans due to a decline in remittances. The report is produced by the University of Maine in collaboration with Radio Sumpul in El Salvador and US – El Salvador Sister Cities.

Be Sociable, Share!