Home - WERU FM 89.9 Community Radio, Blue Hill, Maine

WERU 89.9 FM Blue Hill, Maine Local News and Public Affairs Archives

Audio archives of spoken word broadcasts from Community Radio WERU 89.9 FM Blue Hill (weru.org)

Donate to WERU Donate Now

Archives

E-mail Notifications

Get an e-mail when we update our archives (several times a week)
Enter your Email
Powered by FeedBlitz
  • U.S./El Salvador Report 1/21/12

    Producer/Host: Kathleen March

    Transcript:

    This is Kathleen March with WERU’s US-El Salvador Report. Our topic this week is the public apology delivered by President Funes to the families of the nearly 1,000 victims of the El Mozote massacre 30 years ago. The report has been prepared by the University of Maine in collaboration with Radio Sumpul and US-El Salvador Sister Cities.
    El presidente salvadoreño Mauricio Funes, a los 20 años de posguerra, se pronunció en contra de los sectores más derechistas y militaristas del país. Incluyó los cargos y los nombres de los oficiales responsables de la masacre de El Mozote, con un saldo de casi mil asesinados; la mitad eran menores de edad, otros estaban a punto de nacer y otros fueron arrancados de los brazos de las madres. Los militares nombrados fueron el Teniente Coronel Domingo Monterrosa; el Mayor José Armando Azmitia Melara y el Mayor Natividad de Jesús Cáceres, jefes del Batallón de Infantería de Reacción Inmediata “Atlacatl”, entrenado en las bases de Estados Unidos en el método de “tierra arrasada” que se empleó en Vietnam. La población fue llevada al centro de los pueblos, donde mataron a los hombres. Las mujeres y niñas eran violadas antes de ser ametralladas; los niños fueron encerrados en el convento, donde fueron ametrallados y quemados con lanzallamas.
    Después de 30 años, el presidente ordenó al actual mando militar hacer una revisión de la interpretación de la Fuerza Armada del hecho y que se reconociera que fue un acto de “barbarie”. Al fallecido Roberto D´Aubuisson, incluido en investigaciones como el autor intelectual del asesinato del Arzobispo Oscar Romero, se le erigen monumentos, plazas públicas y se le hacen otros homenajes, aunque fue fundador de los escuadrones de la muerte. Los guerrilleros Joaquín Villalobos y Jorge Meléndez, responsables del asesinato del escritor Roque Dalton también han recibido reconocimientos; Villalobos es asesor antidrogas del presidente mexicano Felipe Calderón, y Meléndez, Secretario Presidencial para Asuntos de Vulnerabilidad, del propio Funes. La familia de Dalton ha iniciado un proceso judicial en contra de Villalobos y Meléndez, pero los acusados están protegidos por sus mandatarios.
    Sin embargo, la acción de Funes puede hacer que la impunidad realmente sea apartada de la historia salvadoreña, creen algunos. Dijo Funes: “Como Jefe de Estado, pido también a las organizaciones civiles y a las autoridades nacionales involucrados en el tema de justicia, particularmente a la Fiscalía General de la República, a los jueces y magistrados del Órgano Judicial, que contribuyan con su acción a favorecer el combate de la impunidad en el país. Y pido a los miembros actuales y futuros de la Asamblea Legislativa que legislen con sabiduría, que revisen lo que haya que revisar, para impedir la impunidad”. El discurso de Funes debe convertirse en acciones. Hubo 75.000 muertos de la guerra y 40.000 en la posguerra.
    Afirmó Funes: “Como jefe de Estado, como presidente constitucional de la República, reconozco que en cantones El Mozote, El Pinalito, Ranchería, Los Toriles, Jocote Amarillo, Cerro Pando, La Joya y Cerro Ortiz, días y noches de 10,11, 12 y 13 de diciembre de 1981 tropas de infantería del Batallón … asesinaron a cerca de un millar de personas. En nombre del Estado pido perdón por esa masacre y por aberrantes violaciones a derechos humanos y abusos perpetrados”. Además de pedir la revisión del informe de la Comisión de la Verdad, Funes anunció medidas de reparación moral y económica para los familiares de las víctimas.
    Habrá un censo para conocer el número exacto de víctimas de la masacre y para determinar las principales necesidades de sus comunidades. Se ha declarado bien estructural el lugar donde ocurrió la matanza de civiles, a fin de reivindicar el caserío El Mozote. Se instalará un equipo comunitario de salud para proporcionarles servicios médicos a sus habitantes, que actualmente sólo reciben atención médica dos veces al mes. También se apoyará al sector productivo de la zona.
    En Obras Públicas, se invertirán $6.4 millones en vías para la zona y se iniciarán trabajos de pavimentación de vías centrales. Se pondrá en marcha un proyecto de vivienda, para alojar a las personas de la tercera edad. En el área educativa, el Centro Escolar El Mozote recibirá 20 computadoras y habrá sesiones de informática para los docentes. Se proyecta el mejoramiento del servicio de agua potable y un desarrollo integral. Habrá un programa nacional para víctimas de graves violaciones a los derechos humanos en el marco del conflicto armado. Se creará una Secretaría Ejecutiva, que tendrá una comisión para desarrollar políticas y su implementación.
    El presidente pidió que no se exaltasen los nombres de personas que pudieran estar relacionadas con violaciones de derechos humanos, ya que la mejor manera de conmemorar el aniversario es avanzar en el reconocimiento de la verdad y hacer valer la justicia. “No habrá paz, mientras no haya justicia, justicia que promueva la verdad y se otorgue resarcimiento”, afirmó.
    El alcalde de Meanguera, Mauricio Díaz, agradeció al presidente Funes el acto de conmemoración y dijo que los Acuerdos de Paz habían sido “sellados con sangre de héroes y heroínas”. Pidió que se identifique a los responsables de la masacre de El Mozote. Dorila Márquez de Márquez, quien perdió a varios familiares en la masacre de Morazán, recordó en un discurso a las 936 personas asesinadas: 450 menores de 12 años, y más de 300 adultos – 192 mujeres, 154 hombres y 58 ancianos. “Pedimos justicia y reparación, … queremos perdonar pero tenemos que saber a quién. Es un acto simbólico e importante que el presidente Funes venga a pedir perdón, es algo que hemos pedido como medida de reparación simbólica”, expresó Dorila pidiendo que masacre fuera investigada.
    El Presidente reconoció que fueron miembros del Batallón Contrainsurgente Atlacatl los que cometieron los asesinatos en El Mozote.??Acusó a los 3 máximos jefes de ese batallón, ya acusados en un informe de 1993, como responsables de la masacre. Señaló que en tres días de diciembre de 1981 el ejército salvadoreño asesinó a cerca de mil personas en El Mozote, La Joya y Los Toriles. Las tropas del Batallón Atlacatl entraron en El Mozote para exterminar a la guerrilla Farabundo Martí de Liberación Nacional, pero asesinaron a los civiles.
    Después de anunciar medidas de reparación que habían sido comunicadas tras el inicio a comienzos de diciembre de un diálogo entre el Gobierno y los representantes de las víctimas, el presidente ordenó a fiscales y a los jueces salvadoreños a que “revisen lo que tengan que revisar” para terminar con la impunidad en el país.??De hecho, ningún militar ha sido enjuiciado por los crímenes cometidos durante la guerra civil, conflicto que finalizó hace 20 años con la intervención de la Organización de Naciones Unidas.
    This has been Kathleen March with WERU’s US-El Salvador Report. Our topic this week was the public apology delivered by President Funes to the families of almost 1,000 victims of the El Mozote massacre 3 decades ago. The report was prepared by the University of Maine in collaboration with Radio Sumpul and US-El Salvador Sister Cities.

    Be Sociable, Share!
    Published on January 21, 2012 · Filed under: RadioSumpul/ElSalvador, U.S./El Salvador Report;
    No Comments

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.