U.S./El Salvador Report 6/11/11

Producer/Host: Kathleen March

Transcript:

This is Kathleen March with WERU’s US-El Salvador Report. This week we discuss the recent decision of President Funes to approve Decree 743, which requires unanimity for decisions in the Supreme Court. The decree is considered unconstitutional by numerous groups. This report has been prepared by the University of Maine in collaboration with Radio Sumpul in El Salvador and US-El Salvador Sister Cities.
El presidente salvadoreño defendió su reciente decisión de apoyar el decreto 743, que contiene la reforma a la Ley Orgánica Judicial aprobada el pasado jueves en la Asamblea Legislativa, y que impone la unanimidad para las decisiones de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia. Funes habló de la legalidad para defender su postura. No contestó a la acusación de que esta reforma equivale a un “golpe de Estado técnico”. Dijo que su acción no es inconstitucional. “Si no viola la Constitución, entonces no tengo ningún problema.”, afirmó.
Funes negó que hubiera un pacto con la derecha y explicó que la firmó rápidamente porque no había visto ningún problema legal: “Aquí no ha habido ningún compadre hablado, ningún pacto, ningún acuerdo entre la derecha y el presidente Funes. Aquí, lo que yo he visto es que el decreto, en mi opinión, no viola la independencia de la Corte Suprema de Justicia, tampoco viola el principio de pluralismo ideológico de los integrantes de la Corte Suprema de Justicia, tampoco traba las carretas ni amarra las decisiones de la Corte Suprema de Justicia y de la Sala de lo Constitucional”.
También observó que fue en la Asamblea Legislativa donde se creó el decreto y atacó a los diputados que se opusieron acusándoles de doble moral porque el decreto lleva su firma, como el diputado de ARENA Roberto José d´Aubuisson. Y criticó al FMLN por haberse opuesto a esta reforma ya que el decreto lleva la firma de dos de sus diputadas.
Funes también negó que él haya tenido en cuenta los argumentos de algunos diputados de derecha, de que las decisiones que ha tomado la Sala y las que podría tomar en el futuro ponen en peligro la estabilidad del país: “Yo lo único que he planteado es que justamente por la naturaleza de las decisiones que está tomando la Sala de lo Constitucional, en mi opinión, el mecanismo de “cinco de cinco” (decisión por unanimidad) da más garantía de servicio a la democracia, de la búsqueda de consenso, de respeto a la constitucionalidad que el mecanismo de “cuatro de cinco” (decisión por mayoría cualificada).” dijo el presidente.
No está de acuerdo con los que califican a los cuatro magistrados de la Sala como personas que se han atribuido un poder excesivo. “Soy respetuoso de la independencia de los poderes del Estado y particularmente de la independencia judicial”. Según Funes, la votación unánime es un avance para la democracia: favorece el consenso, obliga a más debate interno en la Sala y evita que se inmiscuyan intereses económicos o políticos. “Yo lo que estoy pidiendo es que haya un consenso mayor, en que la materia objeto de análisis de la Sala de lo Constitucional, cosa tan importante y de interés estratégico para el país, que no nos podemos dar el lujo de que únicamente cuatro de cinco resuelvan. Por eso me pareció bien la reforma, por eso es que la sancioné”.
Muchos de los críticos han argumentado que, en realidad, precisamente ese magistrado tendrá la llave para que se tomen decisiones. En su defensa, Funes ha comparado la reforma con la que se hizo a la Constitución para que los funcionarios electos de segundo grado, los que elige la Asamblea Legislativa, lo sean por mayoría cualificada en lugar de simple.
El sistema de mayorías simples y calificadas que funciona en la Asamblea es más equiparable al sistema de votación que hasta ahora tenía la Sala, que requería tres votos para los recursos de amparo – mayoría simple – y cuatro votos para recursos de inconstitucionalidad, mayoría cualificada.
Funes retó a juristas, magistrados o al movimiento social que ha protestado por esta decisión a que demuestren si la reforma es inconstitucional. Dice que una mayoría simple en la Asamblea Legislativa se ha puesto de acuerdo para reformar una ley secundaria, lo cual está dentro de sus atribuciones. Observó: “Significa entonces que porque funcionan las instituciones ahora la democracia está en riesgo. ¡Si las instituciones han funcionado! Una mayoría simple se ha puesto de acuerdo para reformar un procedimiento que está consignado en una ley secundaria, esta mayoría es de derecha”. Funes dice que él, como presidente, tiene el derecho de sancionar un decreto y que no viola ninguna ley al hacerlo con tanta rapidez. Y señaló: “¿Por qué en lugar de estar en esta discusión, si se ha amarrado o no se ha amarrado las carretas de la Sala de lo Constitucional, por qué no inicia un proceso franco y profundo de depuración del Órgano Judicial, que como todas las instituciones del Estado está contaminado por el crimen organizado? Ése es el tema nacional que deberíamos de levantar”.
This was Kathleen March with WERU’s US-El Salvador Report. This week we discussed the recent decision of President Funes to approve Decree 743, which requires unanimity for decisions in the Supreme Court. The decree is considered unconstitutional by many. The report was prepared by the University of Maine in collaboration with Radio Sumpul in El Salvador and US-El Salvador Sister Cities.

Be Sociable, Share!