U.S./El Salvador Report 1/22/11

Producer/Host: Kathleen March

Transcript:

This is Kathleen March with WERU’s US-El Salvador Report. Our topic this week concerns the remittances sent by Salvadorans in 2010 and a project for their investment. The report has been prepared by the University of Maine in collaboration with Radio Sumpul in El Salvador and US-El Salvador Sister Cities.
El Salvador cerró 2010 con un total de más de 3.500 millones de dólares en forma de remesas familiares, cifra que indica un crecimiento del 2,2%, según un informe del Banco Central de Reserva. Según este banco, en diciembre se superó los más de 3.400 millones de dólares de 2009.
El mes de mayor ingreso de remesas fue marzo, con más de 340 millones de dólares, lo que significó un aumento del 8,7% con respecto a marzo de 2009 (casi 316 millones de dólares). El promedio mensual del año 2010 fue de 295 millones, superando los casi 290 millones del 2009.
Las remesas ayudan a mantener la economía dolarizada de El Salvador. Hay aproximadamente 2,8 millones de salvadoreños, 2,5 millones de los cuales residen en Estados Unidos, que envían estas remesas. Las que son enviadas desde Estados Unidos crecieron un 1,1 por ciento a tasa anual en diciembre, debido a las fiestas, informó el mismo Banco Central.
Este dinero, el principal apoyo de la economía de este país, llegó a 340 millones de dólares en diciembre, un poco más de los 336,5 millones de dólares del mismo mes en 2009. Aun así, las remesas no han alcanzado el nivel que tenían antes de la crisis económica global que empezó en 2008.
“El factor que más ha impedido la recuperación de las remesas familiares enviadas a El Salvador es el desempleo en los Estados Unidos, país que es el principal receptor de migrantes salvadoreños”, explicó el Banco Central de Reserva.
Las remesas equivalen a un 16,4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de El Salvador.
Se había calculado oficialmente que las remesas podían crecer un 5% en 2010, pero, según había anticipado en diciembre pasado el presidente del Banco Central, esa meta no se alcanzaría. El Presidente del Banco atribuyó el bajo crecimiento de las remesas a las “tasas de desempleo hispano” en EE.UU. Por su parte, en los próximos meses el gobierno de Estados Unidos presentará un proyecto para ayudar a Honduras y El Salvador en la inversión de recursos provenientes de las remesas de sus ciudadanos en territorio estadounidense.
Con el nombre de Iniciativa Puente (Bridge Initiative), el programa será implementado este año en las dos naciones centroamericanas con el objetivo de hacerle los ajustes necesarios y después exportarlo al mundo en desarrollo.”Ya firmamos el acuerdo con El Salvador y Honduras y ahora estamos en proceso de implementarlo”, explicó el secretario asistente para asuntos económicos, energéticos y de negocios del Departamento de Estado, José Fernández. El programa desea fomentar proyectos que ayuden a la sociedad a crecer económicamente. Un ejemplo sería la construcción de carreteras a zonas incomunicadas, con el objetivo de fomentar el comercio. Habría también proyectos para dotar a comunidades de electricidad a bajo costo y construir puertos.
El representante estadounidense no proporcionó una cifra para los recursos que podrían movilizarse mediante la iniciativa; el monto dependería de la situación económica y de la capacidad de los proyectos para atraer financiamiento privado. Estados Unidos ayudará a los gobiernos de El Salvador y de Honduras a que creen “el tipo de instrumento que los ayuden a canalizar esos fondos a proyectos de infraestructura”. “Lo haremos de manera que no se pongan en el menor peligro las remesas que manden las personas desde aquí”, declaró Fernández.
This has been Kathleen March with WERU’s US-El Salvador Report. This week we discussed the remittances sent by Salvadorans in 2010 together with a project for their investment. The report was prepared by the University of Maine in collaboration with Radio Sumpul in El Salvador and US-El Salvador Sister Cities.

Be Sociable, Share!